EN VANGUARDIA

“Las fotos colgadas de una pared ya no funcionan, hay que crear una experiencia”

Jon Cazenave
La exposición de la 19ª edición de FotoPres, con la obra de los 10 fotógrafos seleccionados, puede visitarse en CaixaForum Madrid hasta el 7 de julio
Tras treinta años de recorrido, el concurso FotoPres de la Obra Social ”la Caixa” es todo un referente en imagen documental en España y sirve de plataforma para artistas como Jon Cazenave, uno de los ganadores en su 19ª edición. Gracias a este reconocimiento, ha podido concluir Galerna, un proyecto que viajará a diferentes ciudades españolas
“Llevaba ocho años desarrollando un trabajo sobre la identidad de mi entorno y mi propia identidad”, explica el fotógrafo donostiarra Jon Cazenave, uno de los diez artistas ganadores en la 19ª edición del concurso FotoPres gracias a su proyecto Galerna, sobre los orígenes del pueblo vasco.

Y es que para Cazenave la fotografía es una “herramienta para investigar sobre mi entorno, para sacar aquello que es invisible y plasmar mis sensaciones, convicciones y sentimientos. Para mí la fotografía no es un fin, sino un medio”, detalla. Así, lo que empezó como “un estudio de lo vasco” al ir hacia atrás en el tiempo y llegar hasta las cuevas y el origen de la espiritualidad del hombre ha acabado hablando del “hombre universal”. Un recorrido conclusivo en el que FotoPres ha sido determinante, pues ha supuesto el apoyo para la última fase del proyecto y la creación de una pieza audiovisual que puede verse, junto al resto de obras seleccionadas, en la exposición de FotoPres que, tras su inauguración en Madrid en febrero, recalará en Barcelona y otras ciudades españolas a partir de julio.

“Si comencé en este proyecto era para evolucionar y, en este sentido, estoy satisfecho, porque la fotografía y este trabajo me han ayudado a liberarme de ciertas cargas y a ser capaz de observar el entorno que me rodea con menos filtros y de una manera más pura”, reflexiona Cazenave.

Esta evolución de la que habla también se refleja de manera formal pues, tal y como reconoce, “al principio desarrollaba una imagen muy atada al fotoperiodismo que con el tiempo ha ido trasladándose hacia un tipo de imagen más simbólica, en la que lo importante son las sensaciones y no tanto el discurso. Antes tendía a explicar más las cosas, ahora me interesa mucho más la capacidad que tiene la fotografía de generar preguntas en el espectador”. Un cambio estético que se inscribe en una nueva corriente dentro del género documental más vinculado a la autoría y la vanguardia. “Ahora el documental se trata desde líneas más experimentales, lo que genera trabajos más de autor”, dice Cazenave, quien aplaude “la valentía” de la Obra Social ”la Caixa” para apoyar este tipo de trabajos.

SENSACIONES

También agradece el apoyo a la hora de organizar la exposición y contar con el talento de unos profesionales experimentados que “pusieron toda la carne en el asador para llevarlo a cabo”. A raíz de su experiencia, el fotógrafo constata que “las fotos colgadas de una pared ya no funcionan. Lo que he intentado con mi trabajo es crear una experiencia en el espectador, que no solo se limite a ver unas fotografías sino que el espacio sea lo que le introduce en una sensación, en una experiencia que tiene que vivir de una manera personal y empírica. Y creo que eso es muy importante, porque hoy en día estamos saturadísimos de imágenes por todos lados, de modo que el ojo humano se ha hecho inmune a la imagen. Es importante apelar a la idea de generar una sensación”.

Por ello, su propuesta se concreta en una pieza audiovisual que se complementa con un libro, también publicado con el apoyo de la Obra Social “la Caixa”. “Al presentar una pieza editada y montada, creo que el libro es muy necesario. Porque, así como en la pieza audiovisual soy yo el que marca los ritmos, con el libro brindas tu trabajo al espectador”, afirma. —

FotoPres, cambio de paradigma— La 19ª edición del certamen de fotografía documental impulsado por la Obra Social ” la Caixa” FotoPres ha significado un cambio importante respecto a anteriores ediciones. Ha presentado una mayor diversidad de obras, con formatos innovadores que van más allá de la fotografía en dos dimensiones con la que empezó hace treinta años esta iniciativa en torno al fotoperiodismo. Un nuevo modelo para dar cabida a las tecnologías del siglo XXI en una edición que también buscaba un mayor acercamiento del público. De hecho, otra novedad ha sido la creación de un blog integrado en la web del certamen en el que los artistas y sus tutores pudieron compartir su experiencia a lo largo del proceso creativo. Nuevas tecnologías al servicio del arte. —

El hombre a secas Cuando hace ocho años Jon Cazenave se embarcó en su personal búsqueda sobre los orígenes de su pueblo, poco se imaginaba dónde le llevaría el viaje. “Durante ocho años he ido estudiando histórica y antropológicamente la comunidad vasca y, yendo atrás en la historia, acabé en el Paleolítico superior de la mano del euskera. Es ahí donde creo que he concluido la búsqueda que inicié hace ocho años: estudiando las cuevas y el origen de la espiritualidad del hombre no diré ya “vasco”, sino del hombre a secas. Eso es lo principal que he aprendido. El trabajo empezó como un estudio de lo vasco y ha terminado liberándome de esta atadura que supone ser vasco y viéndome en una identidad más universal”, explica. Un viaje apasionante que, con FotoPres, ha llegado a su fin. —