Entrevista a Tomás Muniesa

“Nuestro modelo es único y diferencial en nuestro país”

 

COMPARTIR EN:



Tomás Muniesa asume la vicepresidencia de CaixaBank después de más de 40 años en la entidad sustituyendo a Antoni Massanell, que se jubiló en diciembre de 2017. Muniesa suma su nuevo rol como consejero al de vicepresidente y consejero delegado de VidaCaixa y al de director general de Seguros y Gestión de Activos de CaixaBank. Su dilatada experiencia en el sector financiero y de los seguros aporta un valor añadido al Comité de Dirección de la entidad, del que forma parte desde 1989

Como carta de presentación del nuevo vicepresidente de CaixaBank, ¿qué les puede decir a nuestros accionistas acerca de las sinergias financieras que suman VidaCaixa y CaixaBank y cómo pueden estas repercutir en el atractivo de nuestra acción en comparación con nuestros competidores?

CaixaBank y VidaCaixa son dos entidades líderes, que se retroalimentan positivamente en muchos sentidos y que originan un círculo virtuoso que acaba influyendo en la rentabilidad del Grupo y, por tanto, en la evolución positiva de la acción del banco. VidaCaixa aporta el conocimiento específico del sector asegurador, así como los productos y la experiencia del cliente relativos a vida y pensiones, mientras que CaixaBank aporta la mejor red comercial de España, con capilaridad en todo el territorio y las plataformas digitales para poder estar con el cliente allí donde nos necesite. Nuestra potencia se concentra en la integración del discurso de ambas compañías, no como competencia interna, sino como visión complementaria para diversificar el ahorro de nuestros clientes.

Para mí, es un verdadero orgullo poder ayudar a la coordinación entre el negocio bancario y el asegurador, y dotar así a la actividad financiera de un alto valor social. Mi doble función como director general de CaixaBank y miembro del Comité de Dirección, y consejero delegado de VidaCaixa, permite que ambos negocios estén muy compenetrados a la hora de tomar decisiones. Se trata de un modelo único y muy diferencial en nuestro país.

La actividad aseguradora es clave en el core business del grupo financiero. La actividad en vida y pensiones es intrínseca al propósito fundacional de ”la Caixa”, que nació con la voluntad de garantizar la calidad de vida durante la vejez. Somos, por tanto, herederos y responsables de este propósito. No es algo adquirido, forma parte de nosotros y tenemos una larga trayectoria de éxito que demuestra, además, nuestro compromiso social.

Nuestra entidad nació hace más de un siglo como una empresa de vocación social, como ha recordado el presidente en el editorial de este número. ¿Cómo afrontan el futuro CaixaBank y VidaCaixa para continuar conjugando este compromiso con las exigencias de rentabilidad que demanda el mercado?

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta una institución centenaria como la nuestra es la capacidad de adaptación al cambio. Desde 1904 no es que hayan evolucionado algunos aspectos de la sociedad, es que vivimos en un mundo totalmente distinto. Y si algo hemos demostrado desde este Grupo es que no solo somos capaces de seguir el ritmo, sino que, además, nos adelantamos a las tendencias sociales.

Prueba de ello es que VidaCaixa es actualmente la empresa líder del sector asegurador en España. Sería imposible haberlo conseguido sin la inquietud por adaptarnos a las nuevas necesidades del cliente junto con nuestra capacidad de innovación. Cada cliente tiene sus propias dinámicas, ritmos, sensibilidades, y nosotros estamos para adaptarnos y facilitar al máximo que todo fluya. Es nuestra forma de trabajar y eso se refleja en los resultados que presentamos año tras año.

Como consejero delegado de VidaCaixa, empresa líder en España en el sector de los seguros de vida y los planes de pensiones, ¿cómo valora el momento actual en lo referente al sistema de pensiones público?

La explicación es sencilla: cada vez vivimos más y mejor, y, por ello, el peso de la población mayor de 65 años aumenta para las arcas del Estado, que se resienten por el crecimiento de las pensiones públicas. La tendencia apunta a que cada vez nos vamos a parecer más al resto de Europa, donde la tasa de sustitución de la pensión pública con respecto al último salario ronda el 60%, mientras que en España se sitúa por encima del 80%. Eso significa que tendremos que dedicar más esfuerzo al ahorro a largo plazo, como ya llevan haciendo el resto de europeos desde hace años.

La sociedad española ahorra y prueba de ello es que se ha reducido la tasa de endeudamiento de las familias en los últimos años. Sin embargo, el ahorro todavía sigue concentrado en el mercado inmobiliario, lo que es una situación diferencial ante otras economías europeas. Esto significa que según nos vayamos acercando a las tendencias de la UE, el mercado de ahorro a largo plazo, como los fondos de pensiones y otros activos financieros, tendrá una gran capacidad de crecimiento y desarrollo. Y ahí es donde estamos y queremos estar.

¿De qué manera VidaCaixa puede ayudar al conjunto de la sociedad a garantizar un futuro sostenible, más allá de las incertezas del actual modelo de previsión público?

Según las previsiones de la OCDE para mediados de siglo, la proporción de mayores de 65 años respecto a la población de 20 a 64 años pasará del 30% al 75%. Mantener el poder adquisitivo de los ciudadanos una vez se jubilan es bueno para la economía, porque tienen mayor capacidad de consumo, lo que potencia el crecimiento. Las pensiones privadas son una pieza más para conseguir este objetivo. Esto es así tanto en España como en el resto de Europa.

Es importante que los ahorradores tomen la responsabilidad de planificar sus ingresos a largo plazo y que ahorren pensando en su jubilación. Pero también lo es que, como líderes, pongamos a disposición de los ahorradores toda la información y el asesoramiento necesarios para incentivar el ahorro y ayudar a las personas a proteger su futuro.

Los valores de VidaCaixa son Calidad, Confianza y Dinamismo. A esta tríada la entidad hay que sumar de forma intrínseca el Compromiso Social sobre el que pivotan sus acciones desde su fundación. ¿Nos podría hablar de cómo entiende la entidad la Inversión Socialmente Responsable y como la incorpora a sus flujos de trabajo?

VidaCaixa comparte los valores corporativos de todo el Grupo: Calidad, Confianza y Compromiso Social. El valor social tiene una especial importancia para nosotros. Fuimos la primera entidad aseguradora en España adherida globalmente a los Principios para la Inversión Responsable (PRI) de Naciones Unidas, el mayor proyecto mundial de impulso a la gestión responsable de las inversiones. La Inversión Socialmente Responsable es uno de nuestros focos de trabajo más importantes desde hace años. Nuestros activos bajo gestión
se rigen por criterios de inversión responsable en relación con el medio ambiente, la sociedad y el buen gobierno corporativo (criterios ASG).

Hoy, el 100% de nuestra cartera se analiza de acuerdo con estos criterios. Para conseguirlo, invertimos desde hace años nuestros esfuerzos en realizar una monitorización pormenorizada y a tiempo real de las inversiones para garantizar que se cumplen dichos requisitos.