CAIXABANK

Un banco diferente

La entidad impulsa un nuevo Plan de Banca Socialmente Responsable basado en cinco ejes prioritarios: integridad, transparencia y diversidad; gobernanza; medio ambiente; inclusión financiera, acción social y voluntariado


MÁS INFORMACIÓN EN:
Una banca socialmente responsable
COMPARTIR EN:

 


CaixaBank es una entidad de referencia que basa su modelo de negocio en la búsqueda de una rentabilidad sostenible y una gestión coherente con sus valores corporativos: calidad, confianza y compromiso social. A lo largo de su trayectoria, ha destacado –y destaca– por ser un banco con vocación social que prioriza el fomento del ahorro y la previsión, la inclusión financiera y las políticas activas de ayuda a los problemas sociales con un compromiso que va más allá de la propia actividad financiera.

Consciente del impacto que genera el día a día de la entidad en la sociedad y el entorno, CaixaBank ha lanzado un Plan Director de Responsabilidad Corporativa basado en el modelo de Banca Socialmente Responsable e impulsado por la Dirección Ejecutiva de Comunicación, Relaciones Institucionales, Marca y RSC, liderada por Mª Luisa Martínez, y que se articula en cinco grandes ejes que definen sus líneas de actuación.

Nuevo Plan de Banca Socialmente Responsable

El nuevo Plan de Banca Socialmente Responsable refuerza el compromiso de la entidad con la sociedad. El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, explica que “nuestra entidad es heredera de la tradición centenaria de “la Caixa” y, por ello, somos un banco con vocación social comprometido con el desarrollo socioeconómico de las personas y el territorio donde está presente. La aplicación del nuevo Plan de Banca Socialmente Responsable refuerza la manera diferente de hacer banca que hemos demostrado a lo largo de nuestra historia, y, conscientes del impacto que genera nuestra actividad en la sociedad y el entorno, estamos convencidos de la importancia de aunar la rentabilidad económica, que garantiza la sostenibilidad de la compañía y la confianza de nuestros accionistas, con un comportamiento responsable y comprometido con nuestros clientes y la sociedad”.

 


Líneas prioritarias

El nuevo Plan potencia el modelo de Banca Socialmente Responsable de CaixaBank –”una fuente sostenible de generación de valor a largo plazo para los inversores”, subraya Jordi Gual–, que comprende cinco líneas de actuación prioritarias: integridad, transparencia y diversidad, para reforzar la actuación responsable y asegurar una conducta ejemplar que fortalezca la confianza; gobernanza, para incorporar las mejores prácticas de gobierno corporativo y reforzar las políticas responsables y la gestión del riesgo reputacional; medio ambiente, para colaborar en lo posible en la lucha contra el cambio climático mediante la gestión del riesgo climático, la integración progresiva de criterios ambientales en la cartera y la reducción de la huella de carbono; la inclusión financiera, la inspiración fundacional de la entidad que mantiene toda la vigencia al contribuir a dar respuesta a los retos y las preocupaciones sociales más relevantes y, finalmente, la acción social y el voluntariado, que permiten impulsar y canalizar la solidaridad y la filantropía entre empleados y clientes con programas y actividades para convertirlas en bienestar social y reforzar el compromiso social del banco.

En la elaboración del Plan se han tenido en cuenta las recomendaciones del regulador, como son las incluidas en el Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas. “Como no podía ser de otra manera, –subraya Gual– hemos recogido activamente las expectativas y necesidades de nuestros clientes, empleados, accionistas, analistas y sociedad en general. Además, el Plan se ha definido según criterios ASG (ambientales, sociales y gobernanza), valorados por analistas e inversores”. Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, añade: “Por otro lado, hemos establecido un plan de diálogo con diferentes stakeholders, y participamos en asociaciones de referencia, como es la Red del Pacto Mundial en España, en la que CaixaBank ocupa la presidencia. Promovemos diferentes iniciativas nacionales e internacionales vinculadas al impulso de la responsabilidad corporativa fomentando el intercambio de las mejores prácticas en la materia y la investigación”.

Compromiso con los clientes, empleados y accionistas

En un entorno cambiante, CaixaBank mantiene el compromiso de seguir siendo una entidad sólida y con una proyección de futuro clara. “A través de un buen gobierno corporativo, en CaixaBank aspiramos a ser un claro referente. Con este fin, consideramos la adopción de las mejores prácticas de gobernanza para salvaguardar los intereses de todos los grupos de interés y mantener su confianza”, subraya Gonzalo Gortázar. Todas las personas que forman parte de CaixaBank deben basar su actuación en la buena fe, la integridad y el sentido común, y actuar según la guía de su Código Ético y sus Principios de Actuación. Asimismo, CaixaBank fundamenta su política de gestión de las personas en el respeto a la diversidad, la igualdad de oportunidades y la no discriminación por razones de género, edad, discapacidad o cualquier otra circunstancia.

Entre los objetivos que la entidad se plantea en este nuevo Plan destaca el avanzar en transparencia, revisando los contratos de banca minorista más frecuentes para simplificarlos y facilitar su comprensión.

Preservar el entorno

CaixaBank gestiona el negocio y sus productos y servicios en el marco de un compromiso con el respeto del entorno y las personas. En este sentido, y siendo coherente con la política de actuación de la entidad, apoya las iniciativas y los proyectos más respetuosos con el medio ambiente y que contribuyan a prevenir, mitigar y dar respuesta al cambio climático. Por ejemplo, el 99% de la energía que consume es verde, ha invertido 929 millones de euros en financiación de proyectos de energías renovables y se encuentra entre las empresas mejor valoradas en el mundo por su política climática.

Actualmente, la entidad dispone de una estrategia climática que se centra en varios ejes, como son la financiación de proyectos con impacto ambiental positivo, la gestión de los riesgos sociales y ambientales para evitar y minimizar en lo posible los impactos negativos en las comunidades y el entorno y la huella ambiental de la entidad.

En 2017 más de 8.600 personas asistieron a sesiones de fomento del ahorro y la previsión de la jubilación; 3.250 a talleres básicos de finanzas personales para colectivos vulnerables y 1.159 a cursos de economía y mercados financieros para accionistas

“Estamos adheridos a las principales iniciativas nacionales e internacionales –explica Jordi Gual– como los Principios de Ecuador, los Principios para la Inversión Responsables de las Naciones Unidas y somos parte del la Junta Directiva del Grupo Español para el Crecimiento Verde”, a lo que Gonzalo Gortázar añade: “En 2017 renovamos, por cuarto año consecutivo, la inclusión al índice Climate A List de CDP, una organización sin ánimo de lucro que evalúa a miles de entidades y elabora una lista que integra tan solo el 5% de las empresas con mayor puntuación y desempeño en gestión del cambio climático del mundo. Para este año 2018, nos hemos fijado como objetivo alcanzar la categoría Carbon Neutral y compensar el 100% de nuestras emisiones de CO2”.

Además, la entidad se propone avanzar en la integración del riesgo climático de la gestión global del riesgo, siguiendo las recomendaciones de la Task Force on Climate Related Financial Disclosures del Financial Stability Board, e implantar su Plan Ambiental con nuevas medidas de eficiencia energética y de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

La cultura financiera

La entidad también considera que el refuerzo de la cultura financiera por parte de la sociedad es esencial para dicha inclusión. Para ello, CaixaBank contribuye con programas formativos adaptados a diferentes colectivos, como los encuentros CaixaBankFuturo sobre previsión social y ahorro o el programa Aula. En concreto, en 2017 más de 8.600 personas asistieron a sesiones de fomento del ahorro y la previsión de la jubilación; 3.250 a talleres básicos de finanzas personales para colectivos vulnerables y 1.150 a cursos de economía y mercados financieros para accionistas.

Acción social

El compromiso social de CaixaBank va más allá de la actividad financiera y se articula a través de programas filantrópicos y solidarios que, mediante la alianza con la Fundación Bancaria “la Caixa” y la ayuda de los más de 10.000 voluntarios de la Asociación de Voluntarios de “la Caixa”, contribuyen a dar oportunidades a las personas y a dar respuesta a los retos más urgentes del entorno. Desde 2005, más de 1,2 millones de personas se han beneficiado de la acción social de CaixaBank.

Desde las oficinas de CaixaBank se canaliza una parte del presupuesto de la Obra Social “la Caixa” a actividades de ámbito local. En concreto, en 2017 la Obra Social destinó 44,4 millones de euros a 12.679 proyectos. Además, en las Semanas Sociales, cerca de 14.000 empleados participan en actividades de ámbito local, incluidos el 79% de los empleados de la red internacional.

El ámbito de actuación de la Asociación de Voluntarios se distribuye en cinco grandes áreas: pobreza infantil y exclusión social, para facilitar el desarrollo integral y el proceso de inclusión social de las personas en situación de vulnerabilidad; salud y personas mayores, centrada en ámbitos de discapacidad y salud mental; empleabilidad e inserción laboral de las personas con mayor riesgo de vulnerabilidad social; y vivienda, con más de 32.000 viviendas sociales. “El objetivo para 2019 es alcanzar un 90% de las acciones de voluntariado vinculadas a educación financiera, empleabilidad, pobreza infantil y salud y personas mayores”, apunta el consejero delegado.

A la izquierda, Laura Fontcuberta, propietaria de la tienda de ropa ‘vintage’ de Barcelona, Lady Loquita, que fue una de las primeras operaciones de financiación a jóvenes emprendedores que llevó a cabo MicroBank. A la derecha, María Báez, propietaria de la pastelería artesanal tinerfeña La Pajarita en la que solo se usan ingredientes de origen natural.



Información responsable

Además de llevar a cabo un Plan de Banca Socialmente Responsable, CaixaBank se compromete a informar sobre sus avances con datos verificados de forma externa. “Concebimos la comunicación desde un punto de vista responsable, de rendición de cuentas con nuestros grupos de interés y siempre asegurando el máximo rigor y transparencia”, destaca Mª Luisa Martínez. A su vez, la entidad, en un ejercicio de diálogo continuo, recoge activamente las expectativas de clientes, empleados, accionistas, analistas o sociedad en general para mejorar de este modo sus servicios e identificar nuevas líneas de acción para incluirlas en el Plan de Banca Socialmente Responsable, un plan que hace de CaixaBank una entidad diferente.